viernes, 5 de septiembre de 2014

Valérie Trierweiler en su libro: "François Hollande me facilitó drogas para mantenerme fuera de su camino '

En su libro de memorias explosivo, la ex novia de Hollande rompe con toda clase de detalles íntimos que pretende acabar con la vida pública del presidente francés.




















François Hollande hizo que los médicos mantuvieran a su ex novia despechada, Valérie Trierweiler, drogada en cantidades "astronómicas" de tranquilizantes después de su ruptura para mantenerla en el hospital y fuera de su camino,  afirma ella en un libro explosivo publicado el jueves.
La acusación, una de tantas, que hace al presidente francés en Merci pour Ce Momento [Gracias por este momento], afirma es el "rey del doble lenguaje, la ambigüedad y la mentira permanente" y un izquierdista que "no le gustan los pobres".
Hollande se dice que está "destrozado" por el libro, que no conocía nada sobre estas "memorias".
Escrita en venganza hacia Hollande y por su ruptura con Trierweiler en enero después de las revelaciones de su romance con Julie Gayet, la actriz
El libro de 320 páginas se ha colocado en la cima de la lista de bestsellers en Francia, incluso superando las ventas iniciales de "Fifty Shades of Grey" en Francia .
Según informaciones se indica que se ha pagadoó más de 500,000 € para el libro.


"Me parecía que la única manera de recuperar el control de mi vida fue contarlo," comienza.
En una prosa de puñales "digna de Barbara Cartland", según un crítico, la señora Trierweiler entra en casi todos los aspectos de la personalidad de Hollande, relatando en detalle gráfico los altibajos de su relación y 18 meses en el Palacio del Elíseo.
Uno de los pasajes más controvertidos es el relato de las condiciones en la que se mantuvo en el hospital durante una semana después de tomar pastillas para dormir en el dormitorio del Elíseo tras la ruptura.

A pesar de sentirse débil, Mme. Trierweiler dice que ella insistió en que quería viajar a Tulle, de donde es natural  Hollande en Corrèze, en el centro de Francia, para los saludos de Año Nuevo. El día después de haberle referido tal intención al presidente, dice que era "incapaz de levantarse".
"Cada vez que intentaba poner un pie fuera de la cama, me desmayaba ... Sólo entendí a qué era debido más adelante. Las dosis de tranquilizantes se multiplicaron para no dejarme  ir a Tulle, " escribe.
En otro momento del libro habla de "instrucciones de arriba para aumentar mi dosis".
Valérie Trierweiler relata cómo ella habló con Mlle Gayet por teléfono, pidiéndole que le negara los rumores del romance. Sin embarbo Gayet respondió que su abogado había amenazado con demandar a cualquiera que lo publicara.
"¿Cómo puede alguien mentir tanto?" dice Valérie.

Cuando los rumores se hicieron más persistentes, cuenta cómo se tragó un paquete entero de pastillas para dormir, después de lo cual "la lleva al baño a vomitar" Hollande, después la dejó en la cama del Elíseo y no volvió. Ella lo acusa de "no asistencia de una persona en peligro".

El presidente, dice ella, la invita a "pasar la última noche juntos", incluso después de pedirle su separación. Y añade: "Hace unas semanas, me propuso matrimonio. . Esa fue la tercera vez "En su 60 cumpleaños el mes pasado, el señor Hollande le envió un texto, según ella, diciendo:" Es para ti deciPuedes decirme que "sí" .

Gran parte de lo más duro de Trierweiler se refiere a Ségolène Royal, madre de cuatro hijos del Presidente y su ministro de ecología. Su relación terminó debido a su aventura con ella.

También afirma Segolene Royal que se ofreció a no postularse a la presidencia si Hollande prometía dejarla , y que en 2012 la  Royal acordó apoyar su candidatura en las primarias a cambio de ganancia "financiera".

Ségolène Royal hizo mención al libro el jueves, en particular sobre el asunto donde se dice que al señor Hollande "no le gustan los pobres".
"Es una basura, que es exactamente lo contrario a la voluntad política de un gran líder de la Izquierda," dijo ella.
La publicacióm no podía llegar en peor momento para Hollande, cuya popularidad el jueves cayó a un mínimo histórico de 13 por ciento, según una encuesta de TNS Sofres-.