sábado, 9 de enero de 2010

Office Click-to-Run: la entrega por etapas.

Cuando queremos adquirir un determinado software, solamente tenemos que ir a la tienda que queramos y comprarlo si el producto es de pago o descargarlo si el programa es gratuito.

La descarga a través de la Web no solamente acorta los intermediarios en el ciclo de la venta, sino que al mismo tiempo elimina los costes producidos por el transporte, envoltorio, duplicación de CD y otros gastos que son prácticamente innecesarios si lo descargamos vía Internet en unos pocos minutos.

Pero descargar los programas vía internet es la solución ideal si los programas son relativamente pequeños. Si hablamos de grandes programas o suites, esto se vuelve misión imposible. Especialmente por el tiempo que hay que esperar para que se descargue totalmente, ya que da igual la conexión a Internet que tengamos. Por eso, parece que Microsoft tiene la solución a este problema.

Forma parte del programa Beta de Office para este 2010. Los clientes que quieran usar Microsoft Office, podrán hacerlo con una nueva tecnología llamada Click-to-Run que divide el flujo del software en varias etapas en lugar de descargarlo todo al mismo tiempo. Si tiene éxito, no solo podría transformar la forma de entregar el software, sino que también podría abrir otra forma de negocio y abaratar los productos.

Click-to-Run está basado en Microsoft Application Virtualization, o lo que es lo mismo App-V. Dicha tecnología empezó a formar parte de Microsoft cuando compro la empresa Softricity en 2006. Esta tecnología permite a los administradores de red gestionar de forma centralizada aplicaciones en un servidor. Actualmente se encuentra en fase Beta junto a Office 2010. Por ello, los usuarios que se inscriban a la prueba Beta, no tendrán que descargarse el instalador que generalmente suele ser de 700 MB. En su lugar se descargaran un lanzador o un pequeño programa de apenas 2 MB que procederá a configurar el sistema y descargar los componentes necesarios para su funcionamiento. Todo se hará de forma automática, sin ninguna pregunta al usuario y sin ninguna opción de configuración.

Pero quizás la mejor característica de Click-to-Run, se encuentra en que los usuarios no tienen que esperar para empezar a utilizar el programa ya que los módulos se van descargando e instala dando en la medida que el usuario los necesite.