miércoles, 10 de septiembre de 2014

Las diez erupciones volcánicas más poderosas de la historia

Las Diez erupciones volcánicas más poderosas  de los últimos dos mil años.


"Los últimos días de Pompeya. 1900". Museo Ulpiano Checa, Comenar de Oreja, Madrid.

 Era el 24 de Agosto de 79 AD entra en erupción el Vesubio que está ubicado en la orilla de la bahía de Nápoles, a unos 16 km al este de Nápoles (Italia).
La erupción provocó la muerte de cuatro ciudades romanas  - Pompeya, Herculano, Oplontis, Stabiae - y  de varios pequeños pueblos y villas. Pompeya, que distaba 9,5 kilómetros del cráter del Vesubio y 4,5 kilómetros de la base del volcán; se cubrió con una capa de pequeños trozos de piedra pómez de entre unos 5 y 7 metros de espesor y una cubierta  de ceniza volcánica.




















Al caer la noche por el Vesubio la lava fluyó originando incendios por todas partes y las cenizas que flotaba en el aire dificultaba la respiración de toda la población. Al día siguiente el 25 de agosto , le acompañó un maremoto; el tsunami hizo que el mar se retirara de la costa, y sobre la ciudad de Pompeya el cielo se oscureció y un nubarrón negro ocultó el cabo y la isla de Capri.
La mayor parte de la población de Pompeya fue capaz de escapar, pero en las calles y las casas de la ciudad los gases sulfúricos tóxicos, mató a cerca de dos mil personas. Entre las víctimas también había un escritor y erudito romano Plinio el Viejo.

Las ruinas de Pompeya se descubrieron por casualidad a finales del siglo XVI, pero las excavaciones comenzaron en 1748 y siguen en marcha en la actualidad, con la intención de la reconstrucción y restauración de la ciudad desaparecida.



















EL 11 de marzo 1669 la erupción del volcán Etna en Sicilia, duró hasta julio del mismo año (según otros llegó hasta noviembre de 1669).
La erupción fue precedida y después acompañada por un sin fin de  terremotos . Lenguas de lava se abrieron paso a largo de una grieta que iba cambiando gradualmente de tamaño y desplazándose, y llegando ha formarse el mayor cono cerca de la ciudad de Nicolosi. Este cono se conoce como Monti Rossi (Montaña Roja) y es claramente visible en la ladera del volcán incluso hoy en día. Nicolosi y dos aldeas cercanas fueron destruidas durante el primer día de la erupción. Durante los tres días posteriores  la lava que fluía por la ladera sur, destruyó cuatro aldeas más.

A finales de marzo, fueron destruidas dos ciudades más grandes, y a principios de abril, los flujos de lava llegaron hasta las afueras de Catania. La lava comenzó a acumularse. Parte de ella desembocaba en el puerto y lo llenó. El 30 de abril de 1669 la lava corrió a través de la parte superior del volcán. La población del pueblo construyó un muro a través de las más importantes carreteras. Esto permitió detener el avance de la lava, pero la parte occidental de la ciudad fue destruida.

El volumen total de emisiones de esta erupción se estima en 830 millones de metros cúbicos. Los flujos de lava quemaron 15 pueblos y parte de la ciudad de Catania, cambiando completamente el paisaje de la costa. Unos dicen que la erupción volcánica mató a 20 mil personas y otros que entre 60 y 100 mil.






















El 23 de octubre 1766 en la isla de Luzón (Filipinas) entró en erupción el volcán Mayon.
Decenas de aldeas fueron arrasadas, enormes flujos de lava de 30 metros de ancho incineraban todo lo que a su paso encontraban, durante dos días iban bajando por las laderas orientales.
Tras la explosión inicial y el flujo de lava que expulsó, el volcán Mayon continuó en erupción otros cuatro días más, liberando una gran cantidad de vapor de agua y lodo. Este lodo acumulado se convirtió en un ancho río marrón grisáceo de entre 25 a 60 metros que se precipitó por la ladera de la montaña abarcando un radio de 30 kilómetros. Iba barriendo en su desplazamiento caminos, animales y los habitantes de los pueblos que encontró a su paso (Daraga, Kamalig, tabaco). Más de 2.000 personas murieron en la erupción. Básicamente, fueron aniquiladas durante el primer flujo de lava y la avalancha de lodo secundaria. Dentro de los dos meses que le siguieron, la montaña arrojó cenizas y lava que se fue esparciendo sobre el campo circundante.



En los días del 5 al 7 abril de 1815 la erupción del volcán Tambora en la isla indonesia de Sumbawa.
Fueron lanzadas al aire, 43 kilometros cúbicos ​​de ceniza, arena y polvo volcánico . Las piedras que lanzaban de  hasta cinco kilos volaban a una distancia de 40 kilómetros.
La erupción del Tambora la sufrieron las isla de Sumbawa, Lombok, Bali, Madura y Java.
Posteriormente, bajo la capa de tres metros de cenizas, los científicos han encontrado rastros de los  reinos desaparecidos de Pecatu Sangar y Tambora.
La erupción formó un enorme tsunami con olas de 3, 5 y 9 metros de altura.

Directamente la erupción mató a unas 10.000 personas. Indirectamente se calcula que el número llega hasta las 82 mil personas; muertas a causa de los efectos del desastre por el hambre y las enfermedades.






















La ceniza cubrió toda la isla de Sumbawa, destruyendo todas las cosechas y anuló el sistema de riego; la lluvia ácida envenenó las aguas.

Durante los tres años posteriores a la erupción del Tambora toda la atmósfera terrestre se envolvió de partículas de polvo y ceniza, que hizo que parte de la luz solar no entrara y enfriara el planeta.

Al año siguiente, en 1816, los europeos también sintieron los efectos de la erupción volcánica. Ese año entró en los anales de la historia como el "año sin verano" . La temperatura media en el hemisferio norte se redujo alrededor de un grado, y en algunas áreas, llegando incluso a los 3 ó 5 grados menos. Durante la primavera y el verano, las heladas afectaron a  grandes áreas de cultivos, y en muchas zonas se padeció una época de hambruna.



















El 26 y 27 agosto de 1883 entró en erupción el Krakatoa , situado en el estrecho de Sonda entre Java y Sumatra. 
Las réplicas, en las islas cercanas se dejaron sentir. El 27 de agosto a las 10 de la mañana se produjo una gran explosión y una hora más tarde una segunda de la misma potencia. Más de 18 kilómetros cúbicos de fragmentos de roca y ceniza fueron liberadas a la atmósfera. Las olas del tsunami causado por las explosiones, instantáneamente engulleron ciudades, aldeas, bosques en la costa de Java y Sumatra.
Muchas islas han desaparecieron bajo el agua junto con la población.

El tsunami fue tan poderosa que sus efectos se dejaron sentir  prácticamente en todo el planeta. Sólo en las costas de Java y Sumatra fue borrado de la faz de la tierra 295 pueblos y aldeas, matando a más de 36.000 personas y cientos de miles quedaron sin hogar. La costa de Sumatra y Java cambió por completo su aspecto conocido.

Fragmento del karakatoa
























En la costa, la tierra fértil del estrecho de Sonda; fue arrasada hasta los sedimentos de roca. De la isla de Krakatoa sobrevivió sólo un tercio del territorio que ocupaba. La cantidad de agua desplazada y la energía producida por la erupción del Krakatoa equivaldría a la explosión de varias bombas de hidrógeno.

Un extraño resplandor y fenómenos ópticos persistieron durante varios meses después de la erupción. En algunos lugares de la Tierra se veía un sol azul y la luna de un color verde brillante.






















El 8 de mayo 1902 el volcán Monte Pelee , que se encuentra en Martinica, una isla en el Mar Caribe, entra en erupción con cuatro fuertes explosiones.
El cráter principal arrojó una enorme nube negra que se elevaba envuelta en relámpagos que la acompañaba. Las emisiones no eran expulsadas por la parte superior del volcán, sino por unos cráteres secundarios como  todas las erupciones volcánicas de este tipo.
El gas volcánico sobrecalentado, debido a su alta densidad y la alta velocidad, se abría paso por entre todas las grietas que encontraba en el suelo usándolo como salidero.
Una enorme nube cubrió el área  llegando a la destrucción total de la zona próxima.

La segunda zona de destrucción se extendió a lo largo de 60 kilómetros cuadrados. Esta nube formada a partir de vapor de agua  y gases. Miles de millones de partículas de cenizas incandescente salieron a gran velocidad disparando fragmentos de roca y emisiones volcánicas,  con una temperatura de 700 a 980 ° C capacdes de fundir el vidrio.

Mont Pelée hizo erupción de nuevo el 20 Mayo de 1902 casi con la misma virulencia que el 8 de mayo. El volcán voló en pedazos, destruyendo uno de los principales puertos de Martinica St. Pierre, junto con su población. En unos instante mató a 36.000 personas de forma directa y  cientos de personas murieron a causa de los efectos secundarios. Dos supervivientes se han convertido en celebridades. Uno Léon Compère Leandre de oficio zapatero, escapó cuando le sobrevino la erupción en su casa. Milagrosamente sobrevivió, aunque sufrió graves quemaduras.
Otro superviviente fue Louis-Auguste Cypress apodado Samson durante la erupción estaba en una celda de la prisión, donde permaneció vivo durante cuatro días, a pesar de las graves quemaduras. Tras el rescate, fue indultado. Pronto fue contratado como atractivo para el circo presentándolo como el único sobreviviente de Saint-Pierre.






















El 1 de junio 1912 entró en erupción el volcán Catmai en Alaska que permaneció mucho tiempo dormido. 
El 4 de junio fue expulsando ceniza mezclada con agua, produciendo deslizamientos de tierra y el 6 de junio, se produjo una explosión de una fuerza colosal, cuyo sonido se hizo oir en Juneau a 1.200 kilómetros y Dawson a 1.040 kilometros del volcán.

Dos horas más tarde se produjo una segunda explosión de gran fuerza y por la noche la tercera. A partir de entonces, durante varios días continuó de forma ininterrupida la erupción arrojando enormes cantidades de gases y sólidos . Liberó 20 kilómetros cúbicos de cenizas y escombros. La deposición de este material formó una gruesa capa de ceniza de 3 metros de grosor.

La importancia de las cenizas arrojadas fue tanta que durante 60 horas alrededor del volcán hasta una distancia de 160 kilómetros se cernió una densa oscuridad.

El 11 de junio el polvo volcánico llegó a Vancouver y Victoria, que dista 2.200 km del volcán. La atmósfera de toda América del Norte se pobló del efecto de los gases y polvo y en el océano Pacífico cayeron grandes cantidades de partículas. Durante años pequeñas partículas de ceniza  se desplazaron por la atmósfera. El verano en el planeta "amaneció" mucho más frío de lo normal, debido a que la cortina de ceniza que ocultó más de una cuarta parte del planeta lo ocultaba de la luz solar. Además, en 1912, se observaron en todas las partes del planeta increíblemente y bellos atardeceres escarlata. En el cráter se formó un lago con un diámetro de 1,5 kilometros; la atracción principal desde 1980 del Parque Nacional y Reserva Katmai.




 Del 13 al 28 diciembre de 1931 la erupción del Monte Merapi en la isla de Java en Indonesia.
Durante dos semanas, del 13 al 28 de diciembre el volcán arrojó un flujo de lava con una longitud de unos siete kilómetros de ancho y 180 metros de ancho y una profundidad de 30 metros. La corriente incandescente quemó la tierra, los árboles y destruyó todo pueblo y villa que encontró a su paso.
Además, la explosión y las ceniza volcánica arrojadas cayeron cuando la población de la isla del mismo nombre dormía. Durante esta erupción mató a 1.300 personas. La erupción del Monte Merapi en 1931 fue la más destructiva, pero no la última.

En 1976, una erupción volcánica mató a 28 personas y destruyó 300 casas. Ocasionó en el volcán cambios morfológicos significativos causando ​​otro desastre.
En 1994, se derrumbó la cúpula que se formara durante años por acumulación, y descendió la masa de material piroclástico que obligó a la población local a abandonar sus aldeas. Mató a 43 personas.
En 2010, el número de víctimas de la nueva erupción del Monte Merapi en Indonesia central en la isla de Java fue de 304 personas. La lista de los muertos se acrecentó por la emisión de las cenizas complicando las enfermedades pulmonares y de corazón y otras enfermedades crónicas, muriendo a causa de las lesiones producidas.
























El 12 de noviembre 1985 la erupción del volcán del Ruíz en Colombia, que se consideraba extinto.
El 13 de noviembre, se produjeron una explosión tras otra.
El poder de la poderosa explosión, según los expertos, era de unos 10 megatones . El cielo se cubriría de ocho kilometros cúbicos de ceniza y fragmentos de roca. La erupción causó la fusión instantánea de glaciares y nieves eternas, situada en la parte superior del volcán.
La masa mortífera se precipitó sobre las tierras ubicadas a 50 kilómetros. La localidad de montaña de Armero, fue destruida en 10 minutos. De 28.700 residentes murieron 21.000. Fue destruido no sólo Armero, sino también otros pueblos. Quedaron afectados fuertemente por la erupción poblaciones como Chinchiná, Libano, Murillo, Kasabyanka y otros.

Los aludes de lodo dañaron las tuberías, cortando el suministro de combustible en el sur y el oeste del país. La fusión del hielo de las montañas de Nevado Ruiz  desbordó un río cercano. Poderosos flujos de agua arrastraron carreteras, derribaron líneas eléctricas y de teléfono, puentes destruidos.

Según el informe oficial del gobierno colombiano, la erupción del Ruiz se llevó entre muertos y desaparecidos a 23.000 personas , unos cinco mil resultaron gravemente heridos y mutilados. Fue completamente destruido cerca de 4.500 edificios de viviendas y de oficinas. Decenas de miles de personas quedaron sin hogar y sin medios de subsistencia. La economía colombiana sufrió daños significativos.























Del 10 al 15 junio de 1991 la erupción del Monte Pinatubo en la isla de Luzón en las Filipinas.
La erupción comenzó con bastante rapidez y fue inesperada, ya que el volcán entró en actividad después de más de seis siglos de hibernación .
El 12 de junio el volcán explotó, lanzando una nube en forma de hongo al cielo. Los flujos de gas, ceniza y rocas a una  temperatura de 980 ° C  se vertieron desplazándose en pendientes con una velocidad de 100 kilómetros por hora por muchos kilómetros a la redonda, incluso llegando hasta Manila.

El día se convirtió en noche. Una nube y la caída de sus cenizas llegaron a Singapur.

La noche del 12 de junio y la mañana del 13 de junio el volcán hizo erupción de nuevo, empezó a lanzar cenizas y llamas al aire. El volcán sigue en erupción el 15 y 16 de junio. Los aludes de lodo y agua arrastraron las viviendas.
Como resultado, de las numerosas erupciones alrededor de 200 personas murieron y 100.000 quedaron sin hogar. Las partículas más pequeñas de cenizas expulsadas formaron una enorme nube, rodeando a todo el planeta por el ecuador. En su parte central contenía una pequeña cantidad de ozono, y en los bordes una gran cantidad de dióxido de azufre.

Durante la erupción fue lanzado a la atmósfera más de 20 millones de toneladas de dióxido de azufre. La nube de cenizas del volcán ha llevado a una cierta disminución general de la temperatura, ya que las partículas de cenizas formaron una pantalla que retiene la entrada de la luz del sol.