domingo, 17 de agosto de 2014

El asteroide que 'podría acabar con la vida humana' se dirige a la Tierra, dicen los científicos.

Las probabilidades es de 1 entre 4.000 de que el asteroide 1950 DA pueda colisionar contra la Tierra el 16 de marzo 2880.


La Tierra desde la estación espacial internacional.


Los científicos están cada vez más cerca de buscar una solución para detener un enorme asteroide que choque con la Tierra y con la posibilidad de que acabe con la vida humana.

Investigadores de la Universidad de Tennessee han descubierto que la destrucción de la roca espacial podría hacer que la colisión sea peor, ya que causaría varios impactos devastadores.

En cambio, pequeños cambios harían que se modificara su superficie, modificando las fuerzas que las mantiene conpacto y hacer que se rompa en el espacio exterior.

En el estudio del asteroide 1950 DA, que se hizo primero en el año 2002, los astrónomos estimaron que la probabilidad era de uno de cada 300 posibilidades de colisionar con la Tierra el 16 de marzo de 2880. Sin embargo, las probabilidades de una colisión fueron posteriormente revisados ​​con un porcentaje más tranquilizador uno enttre 4000 .

El asteroide tiene un diámetro de un kilómetro y está viajando a nueve kilómetros por segundo

El impacto tendría una fuerza de alrededor de 44.800 megatoneladas de TNT y causarí una explosión enorme, tsunamis y cambio del clima del terrestre, devastando la vida humana.

Pero quedan 35 generaciones hasta su posible llegada, los científicos están seguros de que el desastre puede ser evitado, en el caso que ocurriera.

El asteroide 1950 DA. Crédito de la imagen: NASA

Los investigadores de la Universidad de Tennessee explicaron que 1950 DA está girando tan rápido que "desafía la gravedad" y se mantiene unida por fuerzas de cohesión, denominado van der Waals, nunca antes detectado en un asteroide.

Los resultados, publicados en la revista científica "Nature" , podrían provocar un cambio en las tácticas para la defensa de nuestro planeta.

Investigaciones anteriores han demostrado que los asteroides son montones de escombros sueltos unidos por la gravedad y la fricción, pero calculando la inercia térmica y la densidad aparente de 1.950 DA, los científicos pronostican que la  acción de pararlo rompería esas fuerzas de cohesión que lo mantiene unido.

Ben Rozītis, un investigador postdoctoral, dijo que sólo la gravedad mantiene unido al asteroide, sin el giro los elementos volarían en pedazo.

La rotación es tan rápido que en su ecuador, 1950 DA que experimenta una gravedad negativa y si un astronauta intentara permanecer en la superficie, podría ser lanzado al espacio.

La presencia de fuerzas de cohesión ha sido estudiada y presupuesta en pequeños asteroides pero la evidencia definitiva nunca se ha visto antes, sólo eran hipótesis.


"Tras el impacto de un asteroide en febrero de 2013 en Chelyabinsk, Rusia, hay un renovado interés en averiguar cómo tratar con el peligro potencial de un impacto de un asteroide", dijo el Dr. Rozītis.

"La comprensión de los comportamiento de estos asteroides pueden informarnos de estrategias a seguir para protegernos de los impactos futuros."

Se estima que 1.500 personas resultaron heridas cuando un meteorito no detectado explotó sobre la ciudad de Chelyabinsk, liberando más de 30 veces la energía explosiva de la bomba de Hiroshima.


Atravesó la atmósfera a 19 kilómetros por segundo y la energía desprendida fue equivalente a entre 500.000 y 600.000 toneladas de TNT.

Las personas que presenciaron directamente la caída del meteorito resultaron heridos de distinta consideración. Muchos sufrieron daño por insolación o en los ojos mientras observaban la intensa bola de fuego caer.

Una onda de choque tras el impacto rompió miles de ventanas y destruyó partes de edificios, hiriendo a los transeuntes cercano, con la caída de cascotes de los edificios afectados.

Fuente: independent.co.uk