miércoles, 14 de julio de 2010

Mamá quiero la independencia

He estado hablando con un amigo catalán, pero de esos que primero es español y después presume de sus interminables apellidos catalanes que lleva. Es catalán de toda la vida y por ello, necesariamente español.
Estuvimos hablando del día de campo que pasaron los que se sienten tan catalanes que quieren la independencia y llegados a este punto tanto mi amigo como yo llegamos; coincidimos con ellos. Los montillas, pujoles y puigcerdos ... nosotros queremos también que se independicen y que nos dejen en paz. Estamos locos porque se vayan de España y funden su país catalán.

Como el tiempo así lo propiciaba, sol, mucho sol; con la compañía inestimable de una cervecita bien fría, seguimos intentando solucionarles el problema, les buscamos un emplazamiento alejados de su madre, España.

Pensamos que como el moro, no tiene todavía muy claro como es marruecos, creo que allí sería un lugar estupendo para formar su país. Nos imaginamos a Montilla en el desierto, con gorrito y borla moruna. Muy mono sin duda. Acompañado de sus seguidores que salieron a la calle para que Mamá España, le diera su independencia ... ¡Concedida!, con los ojos cerrados y sin dudar un instante. No os echaremos ni siquiera de menos, pujol acompañado de su señora y su hijo, al principio resultaba simpático, sus guiños y sus gestos, pero se lo pueden llevar.

Y ya que están allí, a ver si buscan un sitio para los vascos, eso es menos problema, un sitio pequeñito, todos recogiditos, y haciendo entre los dos buena vecindad.

Otro amigo que nos miraba, este es valenciano, terció en nuestra divertida conversación y nos dijo que igual le pasó a un primo suyo. Les dijo a sus padres:
-Padres he tomado la determinación, de vivir independiente de vosotros. He arreglado el sótano y voy a ser independiente. Vendré a comer y me asignaréis una pensión para mis gastos.

Evidentemente sus padres le dijeron que si quería ser independiente, que se buscara una casa la pagara y si por el contrario quería seguir en casa, tendría que seguir cumpliendo las normas.

España, costó muchas vidas, se derramó mucha sangre y no puede venir nadie a decirnos a los que somos y nos sentimos de aquí, donde está nuestra casa. Nuestra patria, sabemos cual es, y qué territorio la forma, eso es invariable e inamovible.

Un detalle, aunque sea anecdótico, según me cuenta mi amigo, normalmente los más independentistas suelen ser primero gente que nacieron , ellos o sus padres fuera de Cataluña, y de otra parte los venidos del otro lado del océano, que ni siquiera son españoles, aunque comparte lengua. Algo de complejo supongo que habrá en su postura, en fin... Todo solucionado, ya pueden ser independientes.