jueves, 20 de enero de 2011

El país de las tribus

Cuando Zamenhof hizo ese amago de legua universal, no pensaba en nuestros compatriotas catalanes, vascos o valencianos... sin contar con Asturies con su bable, dialecto éste, sin par del que los asturianos no sabrían cómo poder comunicarse si no existiera.
Lo del Eusquera, es para partirse de la risa. Nada que ver con el vascuence, es como la historia misma que se cuenta por las escuelas del actual País Vasco, tan chapucera como su bandera. Ya se sabe que es la del PNV, un partido que fundó, el muy mediocre e imbécil Sabino Arana. A propósito, menos mal que en Andalucía superamos las memeces del personajillo con nombre de muñeco de Barrio Sésamo.

Pues lo dicho, nada de intentar construir una torre y llegar al mismo cielo, mejor nos quedamos sin torre.

Una vez asistí a una conferencia en la que participaron dos ponentes, ambos hispanistas. Uno español y otro mexicano, siento no acordarme de los nombres. Pues decía orgullo el hispanista mexicano, que la esperanza del español, sin duda era el de cien millones de mexicanos que lo hablaban, junto con los demás vecinos hispano hablantes. Por entonces estábamos con esto de las lenguas tribales autonómicas, que imagínate hasta donde han llegado.

Pues no quiero ni pensar qué estará diciendo ahora con esto de las nuevas culturas nativas nacidas para la protección de lenguas residuales en su país y países aledaños; y que como en Vascongadas, aquí pongo t con una x para decir che que me gusta más.
Es un secreto a voces que los indios, en su escritura no tenían ni t ni x y mucho menos la ch. Bueno pero eso mola. Es como lo de decir yo hablo la lengua latina, que significa el español hablado en América. Llegados a este punto, me paro para respirar y aguantarme la risa. La Iglesia latina ya no es la iglesia católica de occidente, no; ahora es la Iglesia de la América que habla en latino, que es parecido al ladino, pero no es igual. Bueno todo sea por recuperar las raíces de los antepasados salvajes atropófagos, y si no me acuerdo bien de lo que hacían, me la invento le pongo plumas, la bendice un chamán y listo. Sin olvidarme de los dictadorzuelos, que si son latinos y odian a España, eso da más seguridad.
Bueno , ni que decir tiene de esos hombres, que libertaron a los pueblos, y que básicamente eran españoles, que traicionaron a su país, se aliaron con yankis e ingleses y que solían tener entre su séquito a indígenas a los que trataban como animales. Al final, todos ellos encumbrados como libertadores y llenos de loas, nada menos.

Y hablando de traiciones a España...

Estábamos construyendo un futuro que casi llegaba al cielo, donde dos de cada tres empleos en Europa eran creados en España, unas cuentas saneadas después del incendio que asoló la economía española (Felipe González)
Y entonces llegó a nuestras vidas, de nuevo el Partido, con un cabezilla sin muchas luces y acompañado por unas huestes con demasiadas sombras (o compañeros del partido).

Pero creo que todo está en el idioma, es lo mejor que tenemos; no es por nada , pero creo que sin menospreciar a nadie; a ver cómo nos vamos a entender. Es como una gran familia en la que todos necesitan de todos pero que nadie entiende lo que se dice de aquél. Está bien que Artur quiera más dinero para su región, pero es seguro que lo pedirá en español, más que nada, para que el compañero Zeta le entienda.

Lo del Senado es una vergüenza, el país de las tribus, Cada uno queriendo hablar en otra lengua en un mismo país, Es de risa. Pues a ver como nos plantea el que venga, para que nos entendamos todos, se supone que Rajoy, salvo que se les ocurra otra cosa cono lo del 11 - M.
En la cámara de representación de las distintas regiones de España, ya hemos comprobado que ya no se entiende nadie, y si fuera en una misma lengua , sería difícil, no quiero ni pensar cómo habrá sido en la cafetería sin traductores en medio de las conversación entre unos y otros, Bueno, ahí no lo vemos ni oímos, allí si hablaran en español.

Lo dicho, vergüenza ajena, lamentable y sobre todo descorazonador futuro que nos han presentado estos políticos.